23 abr. 2012

Remix

No parece real este tiempo en primavera, pero queríamos lluvia y aquí la tenemos. De momento, 2 semanas y media sin parar de caer agua. Compostela es una ciudad oscura gracias a ella. Así que me temo que tendremos un abril mojado y un verano retrasado.

No me gusta dejar tanto tiempo entre post y post pero el trabajo y el poco tiempo que duermo ultimamente me han obligado a ello. El caso es que siento que tengo muchas cosas que contaros y no sé por cuál de ellas empezar.



Pecados de Compostela ya tiene tienda online; la primera en España (si me permitis) de estas características y me gustaría que fuese un gran estímulo para aquellos que quieren ser originales y no saben cómo. La idea de Pecados es transmitir posibilidades miles, colores múltiples y combinaciones casi irreales, para hacer de tu fiesta, celebración o evento algo especial y único. Ya están en marcha varios proyectos personales y de empresas; y seguro que pronto será un referente en el sector. Como tienda, tiene presencia en facebook y en twitter, así que si queréis seguirla no tenéis más que lincar...


















Por otro lado, Vera sigue siendo una "picasso" a lo infantil. Me encanta la manera que tiene de resolver sus dudas y los porqués que da a sus dibujos. Todo tiene encanto y una razón de ser. Siempre que puede me ayuda en las labores manuales que tenemos que hacer en ekinocio. Le gusta mancharse y hacer cosas diferentes. Con los palillos que usamos para pintar los huevos de Pascua que Pecados usó en el escaparate, hicimos un abecedario muy chulo. Al menos inspirador para que ella pudiera poner su nombre de una manera original y divertida. Siempre que podemos "reutilizamos" elementos.

Ahora empieza a dibujar con más tino. El sol en esta ocasión, está guiñando un ojo y sacando la lengua en plan "travieso" (me dice). Es muy graciosa porque cada día cuenta una historia con casi los mismos personajes. Se ilusiona con poco y regala todo aquello que hace. Los marquitos de 2 euros del Ikea están más que amortizados con ella.


















El otro día se metió en una caja grande de cartón. Empezó a abrirla y se dio cuenta que parecía una casita. A cada lado dibujó algo diferente ligando una cosa con la otra. Y este que os muestro es su padre cogiendo un yogur de la nevera. No os parece genial? También hizo un retrato de familia mezclando varias técnicas de pintura: tiza y rotuladores sobre una base de cartón reciclado. Lo tengo colgado en el pasillo como "presidiendo" la entrada de nuestra casa. Ya os lo enseñaré.


















Y como en Semana Santa fuimos 4 días al pueblo (pueblito querido), y era el cumple de su tita Esther, quiso hacerle un dibujo especial y lo envolvió (con ayuda) también de una manera muy personal. A la tita le encantó!!! Ese mismo proceso lo repitió con unos retratos que enviamos a Berlin. Sí, sí... Tenemos unos amigos viviendo allí y como hace tiempo que nos separamos, quisimos darle una sorpresa con un recuerdo inesperado. Y así fue.


















El paquete llegó más tarde de lo esperado (correos nos vendió la moto que en 3 días estaría en Alemania y tardó más de 2 semanas) pero con la misma ilusión fue recibido. Vero y Berhang se alegraron mucho de sus "vera-retratos"! Seguro que los tienen colgados en su piso para no olvidarnos nunca.

Y colorín colorado este post se ha terminado. Dentro de poco tendré más cosillas que contaros porque actividad siempre existe (por suerte).