5 jun. 2012

Acción

Primeros de junio y con actividad. A esto se le llama empezar bien el mes, o no?

El jueves estuvimos unos cuántos colegas apoyando la iniciativa del estudio desescribir, de Santiago de Compostela. Presentaron "fabulatorio", un proyecto editorial al alcance de todos y con muy buenas proyecciones y críticas. Tanto Suso como Cibrán hablaron de su experiencia como diseñadores y arquitectos "deformados"; así como de la pasión que tienen por los libros y el diseño editorial (da igual de dónde procedan).


















Al día siguiente, 1 de junio, nos fuimos a la inauguración de la exposición de los 50 carteles de "a volta ás letras", en los jardines San Carlos de Coruña. Raquel, Álex, Antonio y yo junto con otros compañeros y amigos de la DAG. Se prepararon ciertas intervenciones por parte de los miembros de la academia y de la asociación de escritores, así como de algunos diseñadores protagonistas de las obras de arte expuestas. Sus palabras me hicieron pensar y reflexionar sobre nuestro trabajo y su repercusión en la sociedad.


















Como llegamos pronto, pudimos hacer algunas fotos de las vistas que hay desde el mirador, dar un paseo, tomar un refresquito, cargar la batería de la cámara... Y también tomamos instantáneas del acto en sí y de los carteles de todos los participantes. La verdad es que ha sido una experiencia muy bonita y ojalá con este tipo de acciones comunes apoyemos más la cultura y el diseño gallego. La ciudad se veía preciosa ese día y nos dejó ciertos momentos de relax, de descanso, de reflexión, de unión...




















































Allí donde voy trato de hacer fotografías de todo. Me gusta tener de más. Y nunca se sabe qué puede hacer falta para algún trabajo, alguna lámina decorativa... Siempre hay tiempo de borrar, verdad? Así tengo que hacer cierta limpieza de vez en cuando porque mi ordenador se resiente con los archivos de imágenes tan pesados...

Por último, el sábado 2 tuvimos la boda de Victor y Marga, nuestro compañero de la oficina y un gran amigo. Pablo, David, Raquel, Antonio, Óscar, Laura, Álvaro, nosotros... Y así hasta casi 150 invitados. Todo salió de maravilla y estábamos muy emocionados por la pareja. Después de un año casi con la invitación en la mano, por fin llegó el día. Felicidades chicos... Ahora estaréis en la Rivera Maya tumbados al sol, tomando margaritas...


















Como hace tiempo que no os pongo fotos de recetas caseras, ahí va la del postre nupcial (algunos lo devoraron en seguida). Tuvimos que bailar hasta las 12 de la noche para poder bajar semejante menú. Eso sí, lo pasamos de vicio con los amigos... Bonito finde...