19 nov. 2012

Aprovechando el tiempo...

He tardado mucho en escribir esta entrada porque he estado trabajando a tope en ekinocio y cuando viene la racha... hay que aprovechar. Espero poder organizarme mejor para la siguiente ocasión y tener tiempo para todo.

Noviembre nos deja momentos bonitos, algo fríos por momentos, pero con días que una quiere dejar para el recuerdo. Vera ya sabe leer y escribir con "buena letra", como se dice cuando se va con buen pie, no? Está haciendo un cuento que ella misma ha inventado y que se llama "O Conto de a Gota". En el próximo post espero poder enseñaros algo de él. De momento, como está inacabado le reservo el derecho de autor. Otras cosas sí que puedo ya mostraros... Como esta pedazo de calabaza que decoramos para que la llevase al cole. Gracias a un compañero de su clase, pudimos realizar el trabajo y entregarlo a tiempo (yo no tengo calabazas cerca y ellos me ofrecieron dos).


















Misteriosa verdad? Sé que lo más normal sería haberla vaciado; pero no teníamos tiempo para prepararla en condiciones y, sinceramente, tampoco sabía si nos iba a quedar bien. Por eso cogimos nuestros rotuladores permanentes y dibujamos sobre ella la carantoña típica y festejamos "Samaín" como se merece.

Otras cosas que solemos hacer y que nos entretienen mucho es tarjetitas y postales y cajitas de cartón. En esta ocasión, reciclamos una caja de "Mini Chips Ahoy" y otra de galletas para hacer dos bolsas regalo para dos amigas muy queridas por Vera: Carmen y Cristina, su prima del pueblo. Sí, ya sé que aún queda un mes para irnos a Valencia de Alcántara, pero somos previsoras y como cuento con el tiempo justo... Cuando hay ocasión la aprovecho al máximo.


















No os parecen chulas? Bien fáciles de preparar la verdad. Y todo hecho con cosas de casa, sin comprar nada. Una cajita/sorpresa que puedes rellenar de muchas cosas. Hasta de chucherías de Pecados!! Ahora tenemos que preparar una para mateo y otra para Lola, la otra súper amiga de Vera.

Los fines de semana son para disfrutar en familia, salir a pasear por la zona vieja y encontrarse con gente que no conoces de nada y ver lo bien que se disfruta en esta ciudad tan visitada.



















La Plaza de la Quintana es uno de nuestros rincones preferidos. Allí tomamos el sol (siempre que podemos), jugamos, corremos, reímos... Es fácil pedir un café para llevar en cualquiera de las cafeterías que la rodean y sentarte en la escalinata a leer un libro, dibujar, escribir... A veces, hasta me acerco a la hora de comer simplemente para descansar un rato. Intentar relajarme... Y lo consigo!! Es un entorno precioso. Con el BingBang del reloj de la Berenguela, o el bajo de nuestro músico enmascarado tocando en los soportales... Todo anima a contemplar...


















Santiago tiene lugares encantadores por todas partes. Hasta en la zona nueva, a pesar del ladrillo y del aluminio. Este es uno de ellos. Los sábados por la mañana, mientras Vera está en inglés, tengo casi dos horas para salir y airearme, o hacer los recados propios de casa. Esta floristería me alegra siempre que paso por delante de ella. Nunca he comprado nada porque las flores no son lo mío. Me encanta verlas y admirarlas, pero no sé cuidarlas aunque lo he intentado muchas veces. Puede que eso de que "hay que hablarle a las plantas" sea cierto; el caso es que conmigo no duran "ná".

Pronto llega ya la Navidad. Tendremos unos días para estar con toda la familia. Es una época entre tristona y alegre, porque ves a los mayores ya muy mayores y a los peques disfrutando con los regalillos de los duendes que les acompañan todo el año. Todas las generaciones juntas con sentimientos y pensamientos contrarios. En todo caso, me gusta estar en familia. Supongo que con mis comentarios notaréis que echo mucho de menos a aquellos que están en el Sur. Ojalá pudiese viajar una vez al mes y respirar el aire fresco que necesito para seguir con fuerza el día a día. Menos mal que la buena compañía que tengo en casa, sustituye con creces esa ausencia.

Buena semana!!!

19 oct. 2012

October

October es una de las canciones que más me gustan de Dolores O´Riordan, una mujer irlandesa con fuertes ideales, a pesar de su escaso tamaño y [aparente] débil físico.
October, october, the summer is over, I'm going through changes, I see you again...

El frío ya no se va del cuerpo ni siquiera con los rayos de sol que todavía se dejan ver en esta época del año. La lluvia es la protagonista indiscutible en Santiago. Y con ella los planes alternativos; casi todos dentro de casa, porque una no tiene armario para tantas veces que se moja por la calle y tiene que cambiarse...



































Y qué me gusta mucho hacer... Pues manualidades y pequeños experimentos con el papel. Todo en momentos nocturnos (como el de ahora), mientras hay silencio y una ya está cansada de mirar la pantalla del ordenador por temas de trabajo. A veces un poco de distracción es necesaria... Y así voy preparando regalillos para mis primas las peques, sorpresas para Vera, y me entretengo al mismo tiempo que aprendo cosas nuevas. Para eso, internet y las mil y una páginas de creaciones en casa vienen de maravilla!!!

Por otro lado, Vera empieza a dibujar con más carisma y personalidad. Las personas empiezan a ser más personas y los objetos más objetos todavía. Aquí os muestro nuestra casa, llena de decoración, donde la perspectiva es evidente a pesar de su planitud. Ella quiere colocar muchas cosas en poco espacio y trata de hacerlo posible.




















































Es una niña que se entretiene con facilidad y siempre tiene algo que dibujar: con rotulas (como dice ella), con acuarelas, con ceras, con tizas... Y debe sentirse bien, contenta, feliz, querida... Porque siempre dibuja a la gente con una sonrisa en la cara. Sila, mira el uso que le da a tu regalo de cumple. No pudo ser mejor!!

Hace dos fines de semana, mi madre nos visitó y pasó unos días con nosotros. Pudimos pasear por la zona vieja y nos tomanos un "piscolabis" a media mañana en el Paris. Un bar de siempre con una estética actualizada donde uno se siente como en casa. Me habían hablado de su cambio radical y quise comprobarlo en persona. Me sorprendió. Y aún nos echamos unas risas a cuenta de ciertos detalles.
 




Sin querer perder la esencia del primer local, han sabido mantener algunos elementos que le dan personalidad. No probamos la comida pero estoy segura que repetiré la visita con más tiempo y ya os contaré qué menú degusté. 

Ahora ya estoy metida en la rutina del curso y las actividades extraescolares: patinaje e inglés. Pocas horas nos quedan al día para disfrutar en comunidad. Somos 3 en casa y nos vemos en momentos obligados: comer y dormir. 

Ya tengo ganas de que llegue la época más familiar de todas: la Navidad. Me gusta disfrutar de los míos y de los encuentros. Por eso el viaje al pueblo es tan especial. Este año puede que sean unas vacaciones menos cálidas que otras porque los bolsillos van a resitirse al gasto y racionaremos al máximo los regalos. Pero Vera se merece una fiesta de cumple especial y algo que le haga un poquito más feliz. Espero dar en el clavo!!

Hoy hace mucho frío. Es viernes. Comienza el finde. Apetece ver tele [sin pensar el qué porque no hay nada que guste], tumbada en el sofá, encogida y tapada con una manta abrigosita. Y eso voy a hacer en el momento que apague el ordenador.

Hasta mañana.

23 sept. 2012

Otoño ekinocial

Hace dos días ekinocio comunicación, mi parte profesional, celebraba su 8 cumpleaños. Sí, Raquel y yo llevamos 8 años con un proyecto lleno de alegrías y de diversión; porque nuestro trabajo nos gusta y sabemos sacarle siempre el lado positivo a todo. A pesar del mal momento que atravesamos las pequeñas empresas y los autónomos, nosotras seguimos pensando en mejorar y ofrecer servicios que permitan evolucionar nuestra capacidad y creatividad. Ojalá podamos celebrar una década "prodigiosa".


















Y para pasar un buen rato con los amig@s y clientes decidimos ofrecer una pequeña merendola llena de dulces ekinociales. Todo resultó rico y apetecible. Gracias Rachel por todos estos años de compañerismo y por su eterno entusiasmo.

Esta fiesta dio paso numeral al otoño. En Compostela se ha cerrado el cielo por unos días y la lluvia es intensa y dolorosa. El viento ofrece sus mejores armas y no deja abrir el paraguas. Ahora sí, el cole ha empezado y los días oscuros también. Esta sensación de frío y malestar corporal puede durar tiempo; así que no queda otra que hacerse a la idea.

Vera y yo sabemos pasar el tiempo en casa. Nos entretenemos con poco y agotamos las ideas. Mejor dosificar que el invierno en Compostela es muuuuyyyy largo. Después de unos meses coleccionando y guardando los cartones del papel higiénico, decidimos copiar una idea que vimos en un blog genial que se llama ohmanualidades.com. El resultado no es igual pero bueno...Trabajar con Vera significa "terminar pronto".


















También recogimos ramas caídas de los árboles cercanos a casa y, reciclando una botella de cristal que contenía un rico zumo de melocotón, decidimos preparar un florero. No está del todo acabado porque tenemos que comprar lana de color rojo y forrar algunas de las ramas que se quedaron vacías. La lámina enmarcada es de Vera. La dibujó el año pasado con acuarelas. A que es preciosa?


















También nos dedicamos a la "cocina creativa". Si es que cuando las comidas son normalillas, mejor darles un toque diferente y ofrecer un plato decorado con simpatía. Y este fue uno de esos que le preparé a Vera para que se echase unas risas mientas lo degustaba. Es que el arroz blanco con salchichas es su perdición... A menudo le pongo mensajes con una banderilla dibujada. Y le hace mucha coña.


















Uno de los últimos días del verano fuimos con los yeyos a Sada, para estar con el primo Mateo, la tía María y el tío Carlos. Lo pasamos muy bien en casa y después salimos a dar un paseo cerca del mar. Paramos en el parque para merendar y pronto tuvimos que regresar a casa por culpa del fuerte aire que se levantó. De camino, un solitario carrusel de cochecitos incitó a yeya a pagar un par de viajes a los nietos. Y allá que se subieron en el coche de ferrari... Menudos dos!! Lo que disfrutan juntos!!


















El 1 de septiembre se casó Rosiña, una gran amiga de la facultad con quien compartí muchas risas y confidencias. Cedeira es un lugar costero precioso; pena no estar más tiempo para conocerlo mejor. Lo pasamos genial y recordé buenos momentos junto a Rocío, Raquel y Ana Belén. Nos presentamos más de 150 personas y entre los asistentes a la ceremonia, encontré a unas señoras mayores que no querían perderse el evento del pueblo. Todo es importante...


29 ago. 2012

Vacaciones

Acabo de aterrizar en Santiago. He cambiado de temperatura corporal en cuestión de horas y ya hecho de menos lo que tenía hace una semana... Os cuento... Es que aquella tranquilidad, aquel sosiego, aquel sol, aquel aroma, aquellos sabores que tiene mi pueblo, Valencia de Alcántara, no son los que tengo o disfruto aquí...


















Vacía a las 12 de la mañana. Puedes pasear sin esquivar a los de enfrente, los de al lado o los que vienen detrás. Balcones ligeros y ventanas floreadas, el único color a lo largo de la calle. Puertas entreabiertas que invitan a pasar al fresco. Pero a mi me encanta ese sol y ese calor chuchurrío que nos va buscando entre las pocas sombras que se dejan pisar.


















Abandonos bonitos y poco visibles. Todo cuadra en el entorno. El feísmo urbano no se aprecia. Y a todo se le da valor. El contraste de texturas y de materiales recuerda un pasado mejor. Y permite pensar en un futuro con posibilidades. El aire caliente me ayuda a pensar y me desplaza unos cuántos años atrás. Siempre me vengo a Galicia con la memoria activa; con un chute de energía especial. Viendo a amigos de siempre, saliendo con mi hermana y rememorando. Mi sonrisa allí brilla de "outro xeito"...


















Qué decir de lo que una disfruta cuando se levanta temprano. Un patio florido y hermoso lleno de periquitos de mil colores y de macetas esperando a dar fruto. Poco queda ya de los enormes naranjos, de los rosales, de los granados... Teníamos de todo (casi) y aún así no pierde su encanto. No os parece?




































Y entre estos colores, el maravilloso tomate del pueblo. Recién llegado del campo se saborea con paciencia. Cada noche uno. En rodajas o en tacos, en tomatá o en pisto. Vale de todas maneras y preparos. Ahora bien, para gustos... Y a mi mejor solo que acompañado (la foto no es muy buena porque era de noche y en el patio poco alumbran las bombillas; pronto otra mejor, en el próximo viaje).


















En esos días de feria decidimos juntarnos los primos que estábamos en ese momento en el pueblo y tomarnos un algo a la salud de nuestra prima pequeña. Belén se marcha a estudiar a Madrid y queríamos darle un recuerdo de parte de todos. Así que le preparamos un montaje de fotos divertido y cachondo para que nos llevase con ella al piso de estudiantes. Y para que no se olvidase de nuestros teléfonos, se los escribimos todos. Seguro que los usa en alguna ocasión...

De regreso a Santiago por España me fui despidiendo del seco y polvoriento terreno para ir dando paso, poco a poco, al paisaje verde y frondoso de mi Galicia adoptiva.


















Todo es tan diferente... Hay tantos contrastes entre una tierra y otra... Y ambas poseen un encanto único. Inigualable. La conservación del entorno es importante y se hace visible si nos fijamos con detenimiento. Me encanta mirar por la ventana. No quiero perderme nada y entre esa curiosidad encontré esta forma de integración: nidos de cigüeñas sobre largas estacas plantadas por los humanos especialmente pensadas para esas enormes y hermosas aves sureñas. Cerca de Cáceres, en Malpartida, hay cientos.



















Y de Castilla no quise perder la oportunidad de fotografiar el icono publicitario español por excelencia que marcó el comienzo de las grandes vallas publicitarias: el toro de Osborne. Vimos dos y este es uno de ellos. Enorme. Está bien situado, para llamar la atención. Cerca de la carretera. Técnica y táctica. Marca de empresa y todo un símbolo cultural.


















Este es un paisaje totalmente opuesto. Verde, montañoso, lleno, con más vida. Es gallego y cercano ya a Compostela. Me gustan los contrastes y quizá por eso le saco partido a ambos escenarios. Son válidos para épocas distintas y hay que saber disfrutarlos. Yo lo intento...


















Ha sido una semana de cierta paz. Quería salir del día a día, de la rutina y de las explicaciones por email. En parte lo he conseguido. Pero sobre todo, me llevo dentro la alegría con la que he visto disfrutar a mi nena estos días de vacaciones. Su sonrisa y su espontaneidad no dejan de sorprenderme!

15 jul. 2012

Pequeñas treguas

Vaya con el mes de julio! Nunca pensé que el tiempo pudiese ser tan imprevisible en Santiago. Todos conocemos el fresquito que hace en esta ciudad (yo es que soy muy friolera y no soy capaz de pisar la playa si no estamos a 30 grados positivos), las corrientes que se ensconden en algunas calles de la zona vieja y las lluvias torrenciales que pueden escaparse de vez en cuando... Pero estar a 15 de julio y no sentir el verano... Demasiao!!

El caso es que hoy (ayer nos cayó una chupa de agua espectacular cuando regresábamos de la Plaza de Abastos) nos ha dado una tregua y hemos podido dar un paseo en condiciones. Parece mentira, verdad? Y como bien manda la tradición, quise tener alguna foto de este momento.


















Qué bonita se ve la catedral cuando luce el sol y qué espectacular ocaso ante el Pazo Raxoi, en la Plaza del Obradoiro llena de peregrinos... A Vera y a mi nos encanta tumbarnos en el suelo y disfrutar de las vistas desde otra perspectiva (por eso la foto de la catedral del revés).



































El día se completó con este espectacular tatuaje que tenía ante mis ojos y que no podía dejar pasar. Tenía que tenerlo. Me encantó. A juego, el reloj digital que llevaba el chico extranjero en su mano izquierda. Reralmente, una obra de arte!!

El martes quedamos con Sila, nuestra amiga para jugar un rato. Y como el día se presentaba sin lluvia aprovechamos la cercanía y nos fuimos al parque de Bonaval. Vaya lo que corrimos por esa primera explanada. No he retocado la foto porque me encanta el color que tiene la hierba. No es artificial. Siempre hemos comentado la diferencia de paisaje entre Extremadura y Galicia y esto es una prueba de ello. Ahora bien, son encantos diferentes, no?


















Se lo pasaron pipa! Ambas! Se echaban de menos. Y yo disfruté de ello, desde luego. Ese día fue redondo para Vera. La recogí en las escuelas de verano y nos fuimos las dos a comer a la Creperie. Le encanta!! No sé si eran los nervios o cansancio, pero ese día no comió como suele hacerlo. Las mañanas le cunden y es casi imposible pasar un rato sin siesta por la tarde. Se queda frita! Y claro! Teníamos demasiados planes...


















Haciendo tiempo estuvimos casi una hora en la Plaza de la Quintana, sentadas en las escalinatas, viendo a los turistas, jugando a las palmitas, descansando... Se me ocurrió hacer esta foto: una chica iba andando con la cabeza bajada en todo momento, como si estuviese haciendo algún tipo de "penitencia" ante la enorme cruz que preside este cuadrado empedrado. Casualidad?


















Antes de llegar a casa de Sila, vimos esta "pintada" en la zona vieja, en el suelo; delante de la imprenta que hay al lado de la biblioteca de Caja Madrid; bajando de Plaza Cervantes... El caso es que parecíaalgún tipo de intervención artística pero nos dimos cuenta de que eran restos de unas pinceladas esporádicas que debían limpiarse. Alguien estuvo arreglando una fachada y olvidó repasar con agua... A nosotras nos encantó encontrarnos con ello!


















El sábado anterior fuimos a Coruña a conocer a Martín, el nene de unos amigos que acaba de nacer. Precioso, silencioso y tranquilito. Pasamos un rato juntos en compañía también de otra pareja amiga que esperan a su primera niña para octubre. La pandilla crece!! El día se quedó algo soleado aunque muy, pero que muy fresco. De hecho, hice esta foto con un tembleque horroroso. Y no podía comprender cómo la gente era capaz de estar en esta playa sin taparse. Incluso parecían relajados.

8 jul. 2012

Esperando...

Pues sí, parece mentira pero estamos a 8 de julio y en Santiago todavía no tenemos verano. Y en eso estamos, esperando a que lleguen los días de ponerse sandalias, vestidos, camisetas de tirantes, gafas de sol... En estos momentos, como bien dice el anuncio, quiero un poco del SUR para poder estar en el NORTE.

Entretanto, tenemos que seguir haciendo cosillas y pensar que, en breve, todo cambiará. Todo, todo, todo, todo, todo, verdad?


















Me gusta hacer cosillas con las cintas "washi tape" de Vera. Son muy útiles para adornar tarjetas de felicitación, regalos, paquetes, postales... Y por qué no, para pinchos-bandera como este. El postre lo merecía, no os parece? 


















Por las noches a veces una ya no sabe qué inventar para que la comida sea más atractiva; no lo digo por mi (que también) pero Vera se cansa del "sota, caballo y rey" y teniendo una mente tan maravillosa, necesita entretenerse en estos menesteres. Entonces preparamos cosillas como esta:

Cuando toca tortilla francesa tenemos que hacer una forma divertida. La "v", la "e", la "a". En otras ocasiones hemos hecho una luna, un sol, una cara de payaso, etc. Y esto solo con un huevo! Qué podremos hacer con el resto de alimentos!!! Ya os iremos informando...

Fuera de casa también nos divertimos. Uno de esos días en los que lució un poco el sol en nuestra city, nos paseamos por la Romaría POP que se celebró en el parque de Belvís. Mucha gente, música, actuaciones, obradoiros, puestecitos de artesanía, moda y complementos... Personajes conocidos y mucha intención. El caso es que nos sentamos en la hierba (sin protección, al menos yo) y después de 15 minutos tan a gustito, escuchando música y merendando a la sombra de un pequeño árbol, me di cuenta de que tenía el culo completamente mojado.


















Si ya lo digo yo siempre: el sol en Compostela ni brilla ni seca.

Ante tal eventualidad, decidimos cambiar de ubicación y nos fuimos hacia los columpios que quedan al otro lado del parque; zona de diversión asegurada, por lo menos, durante una hora y media. De camino veo posibles elementos a fotografiar para mi álbum de "cosas esporádicas" y este era uno de ellos. Qué véis? No os recuerda a una cinta de cassette? Yo aún tengo alguna por casa con música grabada de la radio... Vaya recuerdos!! Y qué música!! Vuela la imaginación...





















5 jun. 2012

Acción

Primeros de junio y con actividad. A esto se le llama empezar bien el mes, o no?

El jueves estuvimos unos cuántos colegas apoyando la iniciativa del estudio desescribir, de Santiago de Compostela. Presentaron "fabulatorio", un proyecto editorial al alcance de todos y con muy buenas proyecciones y críticas. Tanto Suso como Cibrán hablaron de su experiencia como diseñadores y arquitectos "deformados"; así como de la pasión que tienen por los libros y el diseño editorial (da igual de dónde procedan).


















Al día siguiente, 1 de junio, nos fuimos a la inauguración de la exposición de los 50 carteles de "a volta ás letras", en los jardines San Carlos de Coruña. Raquel, Álex, Antonio y yo junto con otros compañeros y amigos de la DAG. Se prepararon ciertas intervenciones por parte de los miembros de la academia y de la asociación de escritores, así como de algunos diseñadores protagonistas de las obras de arte expuestas. Sus palabras me hicieron pensar y reflexionar sobre nuestro trabajo y su repercusión en la sociedad.


















Como llegamos pronto, pudimos hacer algunas fotos de las vistas que hay desde el mirador, dar un paseo, tomar un refresquito, cargar la batería de la cámara... Y también tomamos instantáneas del acto en sí y de los carteles de todos los participantes. La verdad es que ha sido una experiencia muy bonita y ojalá con este tipo de acciones comunes apoyemos más la cultura y el diseño gallego. La ciudad se veía preciosa ese día y nos dejó ciertos momentos de relax, de descanso, de reflexión, de unión...




















































Allí donde voy trato de hacer fotografías de todo. Me gusta tener de más. Y nunca se sabe qué puede hacer falta para algún trabajo, alguna lámina decorativa... Siempre hay tiempo de borrar, verdad? Así tengo que hacer cierta limpieza de vez en cuando porque mi ordenador se resiente con los archivos de imágenes tan pesados...

Por último, el sábado 2 tuvimos la boda de Victor y Marga, nuestro compañero de la oficina y un gran amigo. Pablo, David, Raquel, Antonio, Óscar, Laura, Álvaro, nosotros... Y así hasta casi 150 invitados. Todo salió de maravilla y estábamos muy emocionados por la pareja. Después de un año casi con la invitación en la mano, por fin llegó el día. Felicidades chicos... Ahora estaréis en la Rivera Maya tumbados al sol, tomando margaritas...


















Como hace tiempo que no os pongo fotos de recetas caseras, ahí va la del postre nupcial (algunos lo devoraron en seguida). Tuvimos que bailar hasta las 12 de la noche para poder bajar semejante menú. Eso sí, lo pasamos de vicio con los amigos... Bonito finde...